Skip to content

NOTICIAS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Tras un Campeonato de Europa excepcional en el que se ha proclamado campeón de la modalidad de trap, Alberto Fernández (Madrid, 1983) ha asegurado su billete a la cita deportiva más importante del planeta: los Juegos de París 2024.

El campeón olímpico en trap mixto de Tokio 2020 volverá a representar al tiro español, una disciplina en la que se ha convertido en un verdadero referente y en la que aconseja a los más jóvenes que “disfruten y lo pasen bien, que no se guíen por los resultados y que se dejen aconsejar por personas con más experiencia”. Él, por su parte, debe sus comienzos como deportista a “ir con mi padre a disfrutar, me lo pasaba muy bien, eso fue lo que me hizo seguir en el deporte”.

Un tirador de categoría que reúne lo que considera los valores más importantes en el deporte: “el respeto, la disciplina, el esfuerzo, el trabajo en equipo, el espíritu de superación y el éxito personal o conjunto”. Una receta que ha llevado a Alberto a lo más alto del tiro al plato: campeón del mundo a nivel individual y por equipos, campeón olímpico en la competición mixta y de Europa tanto individualmente como en trap mixto. Un campeón nato que debe su motivación y hambre de victoria a “dejar un buen legado a España en el tiro al plato. Me ilusiona el pensar que puede haber más medallas y, mientras el cuerpo aguante, seguiremos luchando para hacer el legado más grande”.

Con la cuota a París ya obtenida, Alberto no se marca ningún objetivo concreto para la cita olímpica, sino que le da importancia a llegar al campeonato muy bien “técnicamente, mentalmente y físicamente.” Siempre destaca la necesidad de “pasárselo bien y disfrutar”, los cuales considera “los ingredientes con los que se consiguen éxitos”. Una persona que valora la tranquilidad, la concentración y el disfrute como claves en la competición, por lo que prefiere no pensar en promesas en caso de volver a España con un metal olímpico.

La música es una parte esencial en la vida de nuestros atletas. Alberto Fernández considera la música “muy importante tanto en mi vida deportiva como personal.” Además de ser tirador, tiene un grupo musical, por lo que especialmente para Alberto “en la competiciones no puede faltar música y en mi vida diaria tampoco.” La música le relaja y forma parte de su ritual antes de competir. No tiene una canción predilecta, pero si apuesta por temas animados, rock and roll o cualquier canción de grupos como Hombres G o Los Beatles.

Además, antes de entrar en acción, Alberto destaca lo obvio en su preparación previa a la competición: “calentamiento físico, calentamiento técnico con la escopeta para sentir bien la culata en el hombro y la mano en el pistolero”. 

Finalmente, vemos como se trata de un deportista ordenado y organizado que antes de irse a dormir ya piensa en su entrenamiento del día siguiente: “me hago mi planning, lo repaso y siempre pienso en cómo va a ir el siguiente día”.

No es ninguna sorpresa que Alberto Fernández haya logrado los máximos reconocimientos del tiro al plato. España ya ha celebrado sus triunfos en varias ocasiones, pero, como él mismo ha reconocido, su motivación no cesa y París será la oportunidad perfecta para agrandar un legado que ya está escrito en la historia de nuestro deporte. 

FOTOS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0