Skip to content

NOTICIAS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Del 25 al 28 de abril se ha celebrado en Szeged (Hungría) el Campeonato de Europa de remo olímpico. La expedición española, que acudía con seis embarcaciones, ha logrado una plata y una clasificación para los Juegos Paralímpicos.

La representación española estaba compuesta por: Gerard Suñé, en el skiff ligero masculino (LM1x); Caetano Horta y Dennis Carracedo, en el doble scull ligero masculino (LM2x); Rodrigo Conde y Aleix García, en el doble scull (M2x); Jaime Canalejo y Javier García, en el dos sin masculino (M2-); Aina Cid y Esther Briz, en el dos sin femenino (W2-). En cuanto a los paralímpicos, el bote PR3Mix4x formado por: Josefa Benítez, Verónica Rodríguez, Mario López, Saúl Peña y Leonor García (timonel); además, el skiffista (PR1x), Javier García, competía para firmar su billete para los Juegos Paralímpicos de este verano. 

El jueves arrancaban las mangas clasificatorias, donde el doble scull masculino sellaba su pase a las semifinales al finalizar primeros en ésta. Por su parte, el resto de las embarcaciones olímpicas tuvieron que pasar por la repesca para avanzar en la cita continental. Una vez remadas las repescas, el dos sin, bronce el año pasado, alcanzaba las semifinales, lo mismo que el doble scull ligero. Por su parte, el skiff ligero accedía a la fina B. Por causas médicas, las chicas del dos sin, terceras el año pasado, no pudieron competir, desafortunadamente. 

En las mangas decisivas, el barco formado por Canalejo y García (M2-), tras ser cuartos en las semifinales finalizaron como primeros de la Final B. El doble scull ligero (LM2x), de Horta y Carracedo, concluía la competición como quinto de Europa. Suñe (LM1x) lo hacía en novena posición (tercero en la Final B). En cuanto a Conde y García, en el doble scull, volvían a colgarse la plata europea, como ya hicieran hace dos años, tras una final en la que solo fueron superados por Rumanía, tras unos últimos 500 metros en los que fueron subiendo hasta superar a Alemania en los últimos metros.

Aleix García resumía así la ajustada final: “Hasta el tercer quinientos se ha hecho muy duro, pero sí que es verdad que en el último quinientos hemos empezado a subir y en el último 50 hemos apretado los dientes y hasta el último aliento”. “Es algo que hemos entrenado en casa y nos ha dado la confianza de en los últimos 50 metros pegar el cambio y superar a Alemania”, añadía Rodrigo Conde. Respecto al futuro, el gallego indicaba: “Vamos a seguir trabajando porque nuestro objetivo es ser campeones olímpicos”. 

FOTOS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0