Skip to content

NOTICIAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Comité Olímpico Español ha participado este viernes en un acto conmemorativo en el que se han donado al Bosque Metropolitano de Madrid 300 robles que representan el conjunto de participantes que asistieron el año pasado a la primera edición de los Juegos Inclusivos y con los que se contribuirá a compensar parte de la huella de carbono generada durante la histórica cita deportiva.  

El evento organizado conjuntamente por la entidad olímpica, Fundación Sanitas, el Consejo Superior de Deportes y el Comité Paralímpico Español, promotores de los Juegos Inclusivos, ha contado también con la participación del Ayuntamiento de Madrid, a quien se le ha hecho entrega de dichos robles que permanecerán en el Bosque Metropolitano en recuerdo de la causa impulsada por los Juegos Inclusivos, centrada en promover la práctica deportiva de personas con y sin discapacidad de manera conjunta. 

Este compromiso hace referencia a la necesidad de cuidar la salud del planeta para cuidar de la salud de las personas, por la relación que existe entre ambas. Por ello, la accesibilidad a la práctica deportiva es sinónimo de salud, y en este sentido, proteger la salud del planeta a través de la plantación de árboles es una forma más de cuidar la salud de las personas. 

La especie elegida ha sido el roble, debido a su fortaleza. Estarán ubicados sobre pequeños grupos de piedras para que retengan la humedad y tengan mayor capacidad de supervivencia a lo largo de una superficie aproximada de 3.000 m2 en el tramo de Aravaca del Bosque Metropolitano. Se estima que, llegados a su edad adulta, los 300 árboles podrán capturar unas 11 toneladas de CO2 al año. 

Unos Juegos históricos 

Los primeros Juegos Inclusivos, que tuvieron lugar el pasado 7 de octubre de 2021, se convirtieron en la primera competición en la que deportistas españoles olímpicos y paralímpicos competían bajo reglamentos inclusivos. Un total de 170 participantes compitieron en nueve disciplinas: atletismo, bádminton, baloncesto en silla de ruedas, judo, natación, rugby, taekwondo, tenis de mesa y triatlón. Esta competición fue posible gracias al trabajo de la Cátedra Fundación Sanitas de Estudios sobre Deporte Inclusivo, el Consejo Superior de Deportes, el Comité Olímpico Español, el Comité Paralímpico Español y a las federaciones nacionales deportivas y de la discapacidad implicadas, encargados de adaptar dichos reglamentos. 

FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0