Skip to content

NOTICIAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cuando la pandemia del covid-19 irrumpió hace ya casi dos años golpeando con crudeza en todos los rincones del planeta la actividad social y económica, el deporte tampoco fue inmune a su expansión. Una tras otra fueron cayendo y posponiéndose competiciones en todos los ámbitos y, los Juegos Olímpicos, el mayor evento deportivo internacional, tampoco escapó. Tokio 2020 quedaba herido, muy herido, pero el covid no lograría cancelarlo.

El Movimiento Olímpico, desde el instante inicial en que se vio obligado a aplazar la cita en la ciudad nipona, comenzó a trabajar para reprogramar, un año después, los Juegos. La llama olímpica volvería a encenderse majestuosa desde el pasado 23 de julio hasta el 8 de agosto. Todo y las severas restricciones obligadas de público, los deportistas darían vida y color a Tokio.

Un año atrás, celebrar unos Juegos Olímpicos en plena pandemia se antojaba una locura, pero el empeño de todo el Movimiento Olímpico, empezando por el Comité Organizador de Tokio, el Comité Olímpico Internacional (COI) y los Comités Olímpicos Nacionales -como así ha sido en nuestro país con el trabajo desarrollado por el COE- hicieron realidad lo que parecía un imposible.

'CITIUS, ALTIUS, FORTIUS'

En un tiempo marcado por una pandemia mundial de la dimensión del covid, el olimpismo, representado por los valores del esfuerzo y del sacrificio, el ‘Citius, Altius, Fortius’ que luce como emblema, ha adquirido su máxima expresión en esta etapa de la historia tan complicada para toda la humanidad.

Con la entrega del Premio Valores Acontecimiento Deportivo al Movimiento Olímpico se reconoce al deporte como un ejemplo a imitar de resistencia ante la adversidad, de lucha contra la pandemia y de rigurosidad en las recomendaciones sanitarias. Y los Juegos Olímpicos de Tokio han sido la máxima expresión.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, fue el encargado de recoger dicho galardón. “Muchas gracias al diario SPORT por la iniciativa y por estar en esta casa que es vuestra casa. Siempre que hablamos de deporte nos fijamos en los 328 deportistas que van a los Juegos pero al final solo podremos construir un gran país si somos capaces de educar en valores, por eso le doy tanta importancia a este premio”, afirmó.

El presidente del COE fue reelegido por quinta vez como presidente del COE y se enfrenta a una presidencia importante: “Ser el presidente más longevo me hace ilusión porque es bueno que sea por elección y segundo ser reelegido por unanimidad es una gran responsabilidad”. Desveló que ayer hubo la primera reunión de la Comisión Técnica para presentar la Candidatura delos Juegos de Invierno 2030 “un proyecto que empezamos con Barcelona con el alcalde Jordi Hereu. Creo que son unos Juegos que lo que premian son los valores más allá de las cuestiones técnicas, es el entendimiento, el respeto y trabajar en equipo, este proyecto será importante para Catalunya, España y el movimiento olímpico. El deporte será el punto de encuentro donde las diferencias políticas queden a un lado”, concluyó.

OTROS PREMIADOS

En la Gala que tuvo lugar en la sede del Comité Olímpico Español también se galardonó a Pau Gasol como Premio Valores Leyenda; a Adriana Cerezo como Premio Valores Proyección; a Ray Zapata como Premio Valores Masculino; a Maialen Chourraut como Premio Valores Femenino; y a Teresa Perales como Premio Valores Extraordinario.

FOTOS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0