Skip to content

NOTICIAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Ander Mirambell ha puesto el punto final a su carrera como piloto de skeleton en un acto multitudinario celebrado en el restaurante Carpe Diem de Barcelona, situado junto a la playa de la Barceloneta. El atleta catalán cuelga el casco tras una aventura iniciada en 2005 en otra playa, la de Calella, con el sueño de llegar a los Juegos, y que concluye diecisiete años después tras cuatro participaciones olímpicas (Vancouver 2010, Sochi 2014, Pyeongchang 2018 y Beijing 2022), 11 en mundiales, dos títulos de la Copa América y el campeonato de España de la disciplina (que él mismo ayudó a crear). Su nuevo reto profesional será dirigir a la piloto belga Kim Meylemans, una de las protagonistas del circuito internacional, y acompañar a los futuros talentos del skeleton en España como Director Deportivo de la Real Federación Española de Deportes de Hielo.

El pionero del skeleton en España empezó a construir su camino en este deporte mucho antes de la creación de la Real Federación Española de Deportes de Hielo. La sección de aquella por entonces exótica e ignota modalidad del club Atletismo Calella empezó a forjar un sueño unido en sus inicios al famoso traje de esquí de fondo o de las zapatillas hechas con un rallador de queso, anécdotas recordadas por Mirambell en su acto de despedida. Su tenacidad y la obstinación por lograr ser olímpico le llevaron, con el paso de los años, de crear una estructura completamente de cero a competir de tú a tú contra equipos con varios millones de presupuesto, e incluso a convertirse en un referente de la modalidad y ejemplo inspirador para nuevas generaciones de deportistas en

nuestro país. Por el camino, diecisiete años con unos números que quitan el hipo cuando se estudian con perspectiva: 4 presencias en Juegos Olímpicos, 2 Copas América (el primer europeo en lograr tantos títulos), 92 participaciones en Copa del Mundo, campeón de España (cetro en el que reparte igualdad de méritos entre la victoria y su propia creación), top 5 en carreras de la IBSF y detalles singulares como su marca histórica de velocidad punta (139,9 km/h) en el circuito de Saint Moritz, la catedral del skeleton. Sin embargo, su legado personal va más allá de la estadística, como prueba la petición del COI de exponer el casco que utilizó en Beijing 2022 en el museo olímpico de Lausane.

Durante el evento de esta tarde, Ander, muy emocionado en todo momento, se ha visto arropado por familia, amigos y representantes de los medios de comunicación: “Siento este momento no como una despedida, sino como una oportunidad de agradecer el esfuerzo de todos para conseguir estos resultados. Me siento como el corredor que cruza la línea de meta y se abraza a su familia, que le está esperando. Me habría encantado decir adiós en el mundial de Saint Moritz, mi circuito favorito, pero mi futuro personal y el del skeleton en España me piden que deje a un lado el trineo”.

Mirambell ha anunciado, a continuación, sus planes de futuro: “Aparco mi etapa como deportista para iniciar una nueva era como Director Deportivo de la Real Federación Española de Deportes de Hielo y entrenador. La primera acción será, de hecho, la captación de nuevos deportistas en Madrid este viernes, 20 de mayo, y al día siguiente en Barcelona (inscripciones abiertas en skeleton@fedhielo.com). Compaginaré esta actividad con la de técnico de la piloto belga Kim Meylemans”.

Sin embargo, su vinculación al skeleton irá incluso más allá, ya que acaba de presentar su candidatura a la Vicepresidencia de Deportes de la Federación Internacional de Bobsleigh y Skeleton (IBSF), cuya junta ejecutiva se decidirá el próximo mes de julio en Lausanne, Suiza. Ander conoce muy bien el deporte y su experiencia, creatividad y currículum profesional pueden ser de gran ayuda para el impulso de ambas modalidades.

Antes de terminar, Ander Mirambell ha dado las gracias: “Agradezco, en particular, a Bernat Buscà, mi preparador físico de siempre y mucho más que un amigo; a los profesionales del CAR de Sant Cugat; a mis entrenadores, Ueli, Mickey, Martin Rettl y Richard Bromley; a todos mis rivales y compañeros de todos estos años, que han sido mi familia durante muchos meses cada temporada; a los diferentes profesionales de la IBSF; a las instituciones que han permitido que el skeleton esté donde está (REFDH, CSD y COE); y a mis amigos y encargados de comunicación, Alberto Montenegro y Cristian Mestres. Pero, sobre todo, a mi familia, sin los que nada de esto habría sido posible.

Y, para finalizar, a todos los que recibís estas notas informativas y que habéis empujado mi trineo con vuestro trabajo. No tengo más que palabras de agradecimiento para todos los que me habéis ayudado durante mi carrera deportiva. Así que muchas gracias y hasta siempre”.

FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0