Skip to content

NOTICIAS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

España llegó a la última jornada de la Copa del Mundo con la moral por las nubes tras la jornada del sábado. Y no era para menos. Pero tocaba enfundarse la licra nacional para pelear por nuevos objetivos. E Isa Contreras no falló. La deportista ceutí demostró que llegaba con fuerzas a la final del K1 1000 y peleó hasta el último momento por subir al cajón más alto del podio. Finalmente, la australiana Alyssa Bull se llevó el oro, mientras que Isa Contreras entró con el mismo tiempo que Iskrzycka, polaca, para repartirse la medalla de plata y conseguir la sexta presea para piragüismo español.

En categoría canoas, el gran duelo lo protagonizaron Antía Jácome y María Corbera. La gallega, que viene de superar una lesión recientemente, trabajó para seguir progresando e intentar conseguir la clasificación para la Copa del Mundo. Pero el premio se lo llevó María Corbera, que sigue con paso firme, tal y como demostró recientemente en las competiciones nacionales. La madrileña terminó cuarta, a cuatro décimas de la ganadora, mientras que Jácome finalizaría en séptima posición, a poco más de un segundo. A ello le sumamos la gran actuación de Claudia Couto en el C1 500. La gallega disputaba su primera final en competición internacional y demostró el hambre por hacer un buen papel. Finalmente tuvo que conformarse con el cuarto puesto, dando muestra de que peleará por objetivos mayores en el futuro.

En las finales de consolación, el K4 500 de Íñigo Peña y Lázaro López terminó cuarto. Garrote y Toro tuvieron problemas desde el principio, pero consiguieron acabar la prueba. El C1 de Julia Espinosa finalizaría en séptima plaza, demostrando que su canoa camina y que tiene mucho futuro por delante. En la sesión de tarde era el turno de las distancias largas: Begoña Lazcano y Miriam Vega cerraron la participación española en esta Copa del Mundo en el K1 5000. Lazcano lideró la prueba de principio a fin, arropada de cerca por Miriam, para terminar, coronándose como la mejor en la distancia más larga del campeonato. Vega conseguiría la medalla de bronce para poner a España en lo más alto del medallero.

María Corbera se colgó la plata en el C1 5000 tras una regata apasionante en la que la palista madrileña estuvo todo el tiempo en cabeza de carrera junto a la deportista china, Li Li, que aprovechó el último paso por ciaboga para coger una distancia cómoda para ganar la carrera.

De este modo, España termina el campeonato como líder en el medallero de la Copa del Mundo. Ha conseguido 9 metales (3 de oro, 4 de plata y 2 de bronce), por delante de China con 7 (3 oros) y l todopoderosa Alemania con 6 medallas (3 oros).

FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES