Skip to content

NOTICIAS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Espectacular es la palabra que define el Campeonato del Mundo de Sprint Olímpico que ha realizado España. Los y las palistas de nuestro país han demostrado un nivel superlativo y los días que se daban medallas han conseguido, cinco, cuatro y cinco respectivamente.

En esta última jornada, con muchas cosas en juego, se consiguieron dos objetivos fundamentales, clasificar los barcos del C2 500 y del K2 500 ambos masculinos, para los Juegos, y coronarse en el medallero como la segunda mejor nación del panorama del piragüismo mundial. 

La jornada comenzó con la plata de María Corbera en el C1 500, una prueba de la que la madrileña, comentó a la conclusión que todo “salió a pedir de boca”. Se va de este campeonato con tres metales (todas de plata) y con la satisfacción de haber realizado una gran temporada que espera poder tener continuidad, el próximo curso, con su presencia en Paris.

La segunda presea de la mañana la firmaron la dupla Adrián del Rio y Rodrigo Germade. Los dos palistas se subieron al carro de los metales y consiguieron meter al barco del K2 500 en los Juegos Olímpicos, que era el principal objetivo. Como premio personal se llevaron un bronce, que por momentos pudo ser oro, pero ni mucho menos piensan que fue un mal resultado. Los dos se mostraron más que satisfechos con la medalla conseguida.

Los otros dos palistas que salieron contentos de Duisburgo fueron los sevillanos Pablo Martínez y Cayetano García. Defendían el título conseguido en Halifax el pasado verano y lo hicieron con uñas y dientes. No lograron el objetivo, pero la medalla de bronce y lograr meter al barco del C2 500 en los Juegos es un premio más que notable.

La matinal no pudo cerrarse de un mejor modo que con el bronce del K2 500 mixto. Iñigo Peña, que ya había salido campeón del mundo el día anterior junto a Pedro Vázquez en el K2 1000 metros, se colgó la segunda medalla en el campeonato. En esta ocasión compartiendo barco con Barbara Pardo y en una disputada regata lograron entrar en meta en tercera posición para sumar la decimotercera medalla de la delegación española.

Ya por la tarde, el programa estaba compuesto por las cuatro regatas de 5000 metros. Ni Noel Domínguez, ni Cristina Soutelo (C1) tuvieron suerte en sus finales y el primero concluyó noveno y la segunda décima. Sin embargo, la gran alegría del día la brindó Estefanía Fernández. La extremeña, incorporada en el último año al K4 500 que sumó un bronce el pasado viernes, ya dio muestras de su clase en la Copa del Mundo de Szeged, donde conquistó el oro con una notable diferencia.

Hoy, bajo una sorpresiva tormenta de agua, truenos y rayos, Estefanía luchó el oro hasta la línea de meta, donde venció en el sprtint final a la canadiense que no pudo aguantar el final de la española.

En categoría masculina, Paco Cubelos solo pudo terminar la prueba en la octava posición.

España concluye el campeonato en la segunda posición del medallero con 13 metales, al que hay que sumar la plata de González Mella en Paracanoe, lo que supone un récord absoluto en un evento de estas características. El pasado año, en Canadá, se lograron siete (récord en ese momento) y ahora casi se han duplicado las preseas logradas: tres oros, cinco platas y cinco bronces.

FOTOS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0