Skip to content

NOTICIAS

TOKYO 2020

 

gold_1

 

silver-gris

 

bronze-gris2

DIPLOMAS

 

gold_1

 

 

 

 

silver-gris
bronze-gris2

DIPLOMAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La jugadora española de bádminton Carolina Marín ha reconocido que "todos los días" piensa en los Juegos Olímpicos de París 2024, después de perderse los de Tokio por una grave lesión en la rodilla izquierda, y ha asegurado que trata de "sacar cosas positivas" de lo ocurrido y que está "animada" con la recuperación.

Marín fue este domingo una de las protagonistas destacadas de la Carrera de la Mujer en Madrid, amadrinando la prueba y uniéndose a la causa solidaria de la 'marea rosa' que inundó la capital española con 18.000 participantes, una cifra algo inferior a años anteriores para garantizar las medidas de seguridad sanitarias. La onubense formó el equipo Santander junto a la exjugadora de balonmano Eli Pinedo y la presentadora Anne Igartiburi.

La campeona olímpica aseguró que sigue recuperándose de la lesión para poder resarcirse de su ausencia en Tokio en París. "Yo soy de las que siempre intento sacar cosas positivas de las cosas difíciles o de los obstáculos que se nos ponen delante. Si bien es cierto que fue una lesión muy dura porque me ocurrió a poco menos de dos meses de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, lo positivo, a mi manera de ver las cosas, es que los siguientes Juegos están solo a dos años y medio, por lo tanto me queda muy poquito y con muchas ganas de que llegue París", subrayó.

"Desde que supe que la rodilla la tenía rota, tanto el cruzado como los dos meniscos, mi cabeza ya no pudo pensar en Tokio y, por lo tanto, todos los días pienso en París 2024 y mi objetivo es volver a conseguir otra medalla de oro", continuó.

La tricampeona del mundo y cinco veces campeona de Europa reconoció que está "de ánimo bastante bien" después de cuatro meses y medio de recuperación. "Aunque sé que todavía me queda bastante, estoy animada. Voy poco a poco, viendo sensaciones de cómo va la rodilla y esperando el momento de volver a competir. No tengo ninguna fecha para volver. Es hasta que el cuerpo diga y sobre todo que la rodilla esté preparada", apuntó.

Marín, embajadora de Banco Santander, animó a afrontar el reto de recorrer los 7,2 kilómetros de la prueba que Eli Pinedo y Ane Igartiburi sí se encargaron de completar junto a las demás mujeres a favor de la investigación del cáncer de mama y otras iniciativas solidarias centradas en la mujer. La carrera, que para esta edición trasladó su salida a la calle Serrano (entre las calles Jorge Juan y Recoletos), tuvo nuevamente su meta en el Paseo de Camoens, dentro del Parque del Oeste, atravesando lugares como la Puerta de Alcalá, la Cibeles o la Plaza León.

"Muchas gracias a todas las corredoras por su participación en una carrera que significa tanto para nosotras las mujeres. Agradecerles su presencia y sobre todo que disfruten de esta maravillosa y bonita carrera. Para mí es un placer haber podido estar aquí dando mi apoyo", concluyó Marín.

Banco Santander, patrocinador de la prueba, entregó este domingo el Sello de Evento Deportivo Sostenible a la Carrera de la Mujer, iniciativa del Comité Olímpico Español (COE) y del Santander que pretende poner en valor y diferenciar aquellos eventos deportivos en los que se acometan acciones que promuevan un desarrollo sostenible y conseguir a través de los eventos deportivos concienciar a la sociedad española.

FOTOS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0