Skip to content

NOTICIAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las virtudes de Bea Pérez (Santander, 1991) van más allá de lo meramente deportivo y le han hecho ganarse un puesto, de nuevo, en la selección española de hockey hierba. El cambio generacional no ha podido con uno de los pilares del conjunto, una jugadora que combina su determinación en el terreno de juego con la preparación de sus estudios de psicología y que atiende a OKDIARIO amablemente horas después de aterrizar de la India, donde lideraba, precisamente, la comitiva del equipo nacional.

Pregunta: Llega de un viaje con la selección española y le tengo que preguntar por la experiencia olímpica, inigualable para la mayoría de deportistas. ¿Cómo le fue en Tokio?

Respuesta: Tengo que tirar de memoria… Son unos Juegos que a pesar de la pandemia disfruté bastante. Es una emoción diferente porque cuando son tus segundos Juegos ya lo has vivido, no es la primera vez, pero igualmente la ilusión era la misma. En lo deportivo sí que los disfruté más que en Río porque teníamos un equipo más trabajado. Creo también que si no nos hubiera cogido el año de la pandemia podríamos haber hecho algo más, de hecho perdimos en los cuartos de final a shootouts después de hacer un gran grupo, que era bastante complicado. Lo he disfrutado pero se te queda la espina de haber luchado por las medallas.

P: En esa tanda de shootouts vio la cara más cruel del deporte.

R: No es fácil marcarlos, pero es verdad que no nos había pasado nunca lo de no marcar ninguno, de hecho yo fallé dos. Fallo el decisivo, lo tengo que repetir porque me hacen falta y lo vuelvo a fallar en la repetición. No sé por qué pasó así, porque los teníamos bastante preparados, habíamos hecho un trabajo de visualización y no se explicar por qué pero no metimos ninguno. La portera británica es una de las mejores del mundo y supongo que nos estudió bien. Por eso también queda peor sabor de boca, porque dices «¡jo, si es que no hemos marcado ninguno!».

P: Tiene 31 años y vienen pisando fuerte desde atrás. ¿Mira a París 2024?

R: Ahora ha habido un cambio generacional en la selección española y he tenido la suerte de que el seleccionador me ha mantenido en el equipo. El objetivo del grupo es París 2024, entonces mi idea sí es llegar hasta ahí, ojalá llegar con una medalla y retirarme de la Selección con un sueño cumplido que sería el de una medalla olímpica.

P: Entiendo que su idea es dejarlo tras sus terceros Juegos…

R: Mi idea es retirarme de la Selección en París y en el club siempre se puede seguir un poco más. Sería seguir en el club y buscar un trabajo de lo que he estudiado o buscar alternativas. Pero sí es algo que me crea cierta preocupación, el qué va a ser de mí después de dejar el alto nivel deportivo. Pero por otro lado sé que estoy formada, tengo mis estudios. Pero sí da vértigo, por lo menos a mí».

P: ¿Se puede vivir del hockey hierba?

R: Yo ahora sí estoy viviendo sólo del hockey hierba, pero estoy becada en un centro de alto rendimiento, así que no pago un alquiler. Pero sí hay gente que vive de esto, no es muy común en España pero sobre todo gente en la selección, que cuenta con una beca ADO, puede porque algo ayuda. Casi todos tenemos estudios o trabajos a la par que jugamos. Para esto también es importante la presencia de patrocinadores como Iberdrola que además de dotar de recursos a clubes y federaciones, ayuda también de forma directa a algunos deportistas.

P: ¿Se acerca la igualdad entre hombres y mujeres en el hockey hierba?

R: Nos vamos acercando. En la selección como es la Beca ADO y va por resultados te toca lo que te toca en función de eso. En los clubes en algunos existe más diferencia, en el mío –Club de Campo– antes la había pero se trabaja por equiparar los salarios entre chicos y chicas. En el hockey hierba creo que no es uno de los que más diferencia hay, pero vamos avanzando para intentar igualar eso. Iberdrola es ejemplo también de ese acercamiento hacia la igualdad, apostando por el deporte femenino e impulsándolo a todos los niveles.

P: Hablando de salarios y apoyos, ¿qué grado de importancia tienen los patrocinadores?

R: Es que creo que es vital, si no tuviésemos los patrocinadores con el dinero que nos aporta, no sólo los recursos económicos sino también visibilidad, sin ellos sería imposible sostenerlo. Es importantísimo para nosotros, pero también para los clubes y para la Selección.

P: Iberdrola, uno de sus sponsors, ha liderado un impulso importante en el deporte femenino.

R: Han pasado de 300.000 licencias a 600.000. No puedo estar más de acuerdo con su apoyo, por mi parte agradecerles todo el apoyo que nos dan para que tengamos visibilidad, cobertura, y por darnos recursos.

P: ¿Hay futuro en el hockey hierba femenino en España?

R: Ahora tenemos el Mundial absoluto en Tarrasa y se está utilizando para seguir fomentando nuestro deporte, también a los más pequeños. Creo que cada vez hay más gente que se apunta, las chicas jóvenes que han entrado a la selección tienen mucha calidad y el proyecto nuevo ilusiona. Mezclamos un poco de la savia nueva que viene por abajo con la veteranía. Creo que puede dar sus frutos.

P: Tienen un grupo joven y talentoso. Imagino que el objetivo es una medalla.

R: Ese es el gran objetivo de nuestro seleccionador y de todo el equipo, prepararnos y luchar por una medalla. Somos un equipo ahora un poco más nuevo, lo que llevamos juntas hay buenas sensaciones. Hay mucho potencial en el equipo que se está formando y en el tipo de jugadoras que ha cogido. Estamos trabajando con mucha ilusión para el Mundial y después para los Juegos.

P: Estudió psicología. Cuando se retire, ¿la enfocará al deporte?

R: Yo utilizo la psicología de manera nada formal, pero las pequeñas claves que me puedan servir para los partidos. En el Mundial de 2018 me apuntaba un 100% en la mano derecha y me ayudaba a estar centrada. Utilizo pequeñas cosas pero nada específico. La psicología en el deporte está muy emergente pero no es algo que me plantee de momento como opción profesional. Me formaría si tengo tiempo pero no enfocaría al deporte la psicología, aunque creo que es súper necesaria y están saliendo casos que lo evidencian.

FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0