Skip to content

NOTICIAS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El rugby ha vivido dos épocas distintas dentro del programa olímpico. Debutó en su modalidad tradicional, el rugby XV, en los Juegos de París 1900 y también participó en Londres 1908, Amberes 1920 y París 1924. Tras estas cuatro presencias olímpicas, el rugby desapareció por completo de los Juegos hasta 2016, cuando regresó al programa con su modalidad del rugby seven, manteniéndose hasta la actualidad.

Aunque a lo largo de los años han surgido numerosas variantes del rugby, todas ellas comparten las mismas reglas básicas de placaje, pases hacia atrás y scrums, que difieren en función del número de jugadores de campo. El rugby seven es rápido e intenso y se juega en partidos de 14 minutos. Es una versión excepcionalmente exigente de este deporte, en la que los jugadores hacen más sprints y marcan más ensayos que en el rugby union. La puntuación es la misma en ambos casos: cinco puntos por ensayo, dos puntos por una conversión y tres puntos por un drop goal o un penalti.

El rugby seven en París 2024

En París 2024, el rugby seven se celebrará en el Estadio de Francia entre el 24 y el 30 de julio, siendo así uno de los deportes que arrancan la competición antes de la ceremonia de apertura.

Participarán un total de 12 selecciones por género, distribuidas en tres grupos de cuatro equipos. Los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros accederán a las eliminatorias finales, en las que estarán en juego las medallas.

España, a día de hoy, no cuenta con presencia asegurada para estos Juegos, aunque podría conseguirlo este fin de semana. Y es que, la selección española masculina se juega su última bala en el preolímpico de Mónaco, donde doce equipos se enfrentarán por una única plaza olímpica.

España se enfrentará en la fase de grupos a Brasil, Papúa Nueva Guinea y Hong Kong. En caso de quedar entre los dos primeros del grupo o ser uno de los dos mejores terceros, pasará a las eliminatorias decisivas.

En caso de ganar el preolímpico, España conseguiría la segunda participación olímpica de su historia, en la modalidad de rugby seven. La primera presencia se remonta a Río 2016, año de debut del rugby seven, donde España logró clasificarse con sus dos selecciones. Las leonas del seven consiguieron el diploma al terminar en séptima posición, mientras que la selección masculina terminó en décimo lugar.



FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0