Xavi Pascual: "Vamos a tener que innovar, en entrenamiento y competición"


( 31/07/2020 11:34)
Xavi pascual
Barcelona. 08/03/1968

Entrenador de balonmano (FC Barcelona)


¿Cómo has vivido la pandemia? ¿Cómo fueron los inicios cuando se tuvo que parar todo?

Creo que como todo el mundo. No estamos exentos de la sociedad. El deporte es una parte importante de la sociedad, pero hemos vivido una situación muy compleja. Con incredulidad, yo creo que esa es la primera palabra. Esto parece que no es verdad, parece que estamos dentro de una película. Hemos visto lo que ha acarreado, lo que está acarreando y las consecuencias que acarreará todo esto. Yo creo que fue una situación complicada para todo el mundo. Y nosotros como deportistas, en casa encerrados, pues intentando seguir el confinamiento y adaptándonos a las posibilidades que teníamos en ese momento.

¿Has tenido que dar un tirón de oreja a alguno que no estuviera entrenando o que se hubiera dejado completamente?

No, no un tirón de orejas. Creo que la gente ha pasado por fases. Cuando nos confinaron al principio todos pensábamos que íbamos para quince días. Luego se fue alargando y nos vino el bajón, ya no sabíamos cuando íbamos a volver. Más adelante a todos nos entraron unas ganas locas de ir a correr fuera. Hemos pasado por varias fases. Y en este caso en concreto, con mis jugadores no he tenido ningún problema, pero sí que es cierto que están con unas ganas enormes de jugar, de estar con el balón, porque al fin y al cabo ese es su trabajo.

Personas que llevan toda la vida acostumbrados a siempre estar entrenando, incluso cuando se van de vacaciones, no han vivido nunca un momento como este, en el que han estado tanto tiempo sin entrenar.

Nosotros cuando hemos hablado con alguno les hemos planteado: ‘Imagínate que hubieses tenido una lesión y hubieses tenido que estar parado tanto tiempo’. Pero en esas circunstancias ni así porque habrían hecho recuperación, rehabilitación, trabajo con los fisios…Pero ha sido una situación compleja, que nos ha hecho más maduros y, en cierta manera, más responsables. Creo que los jugadores, en este caso, los profesionales creo que ya lo eran y esto todavía les ha enseñado mucho más.



Eres una de las personas que más se preocupa por tus jugadores. ¿Te ha tocado estar colgado todo el día al teléfono?

Creo que el teléfono ha quedado anticuado con las diferentes videoconferencias, zooms, videollamadas, meets que hemos llevado a cabo para poder hablar con la gente e intentar mantener el contacto. Al inicio fue complicado porque el jugador siempre busca respuestas y tu como entrenador tienes que dárselas, pero en ese caso no las tienes porque no sabes tampoco que es lo que va a suceder. Entonces, eso creo que es un aprendizaje tanto para ellos como para los entrenadores porque no tenemos la respuesta, no la sabemos porque dependemos de otros. Y eso es muy complicado. El depender de otros es muy difícil, pero es lo que ha habido. Creo que los deportistas una de las cosas buenas que tienen es que saben sufrir en los momentos complicados y adaptarse y este ha sido un periodo en el que muchos jugadores han madurado mucho.

Se presenta año extraño, ¿cuáles son las medidas sanitarias en un deporte de equipo como el balonmano?

Tenemos que estar a expensas de las medidas sanitarias. Primero de las que se van a tomar en términos generales y después vamos a ver que protocolos se acaban de instaurar porque no están claros. Estamos viendo lo que está pasando. Por mucho protocolo no dejamos de estar en medio de una situación que no podemos controlar. Entonces vamos a ver porque nuestro deporte tiene demasiado contacto y yo tengo mis dudas de que el funcionamiento de la competición sea con normalidad durante este año, sobre todo al inicio. Vamos a ver que protocolo llevamos a cabo para que los jugadores estén lo más sanos posibles y que si más adelante puede entrar publico a ver un espectáculo en un recinto cerrado, también estén lo más protegidos posible. No va a ser fácil. Creo que los que van a tomar decisiones ahí tienen un reto muy complicado.


¿Tienes miedo a que tus jugadores se puedan exponer en esta nueva temporada?

Miedo no se debe tener. Tenemos que aprender a convivir con una situación en la que no nos hemos encontrado nunca. Yo creo que el jugador profesional, no solo como deportistas, sino como personas, lo primero que tiene que hacer es cuidarse a sí mismo. Para mí lo más importante es que sean conscientes de eso. Dentro del trabajo en equipo puede estar más o menos controlado, el problema es cuando no están ahí. Y ahí es donde dependeremos de la buena voluntad de todo el mundo. No solo de los jugadores, sino de la gente que se relacione con ellos. Estamos en un problema que se va más allá del deportista, es un problema social. Y la gente tiene que entender que, si hay que ponerse la mascarilla, pues se pone.

¿Tenemos fecha cerrada para la pretemporada?

En principio este viernes 31 vamos a hacer test a los jugadores. Vamos a testarles a nivel físico, pero sobre todo vamos a hacerle las pruebas pertinentes para saber el tema del coronavirus como les ha afectado, si alguno lo ha pasado, si no lo han pasado, si estamos en condiciones. Y a partir de eso, cuando tengamos los resultados empezaremos a entrenar. Evidentemente no todos de golpe, intentaremos repartir un poco a la gente e iremos viendo cómo se va desarrollando todo.


Se presenta un calendario complicado, muy cargado. La Champions 2020 en Navidad, en medio de la Champions 2021. Para un entrenador, con tantos partidos, ¿Es un año más difícil?

Sobre todo, porque por mucho que esté planificado ahora mismo, nadie nos dice que mañana esto no vaya a cambiar. Yo no tengo claro que se pueda empezar en las fechas que están marcadas. Tampoco tengo claro que se pueda disputar la Final Four de diciembre. Tendremos que estar a la expectativa, tener a la gente preparada, intentar volver a jugar a balonmano, a ver si es posible y en qué condiciones. Y eso es lo que nos tiene que preocupar ahora mismo. Porque con el tema de calendarios no podemos hacer nada, nos lo marcará la situación y el desarrollo de lo que esté pasando.

En el caso de que vaya todo rodado, ¿te preocupa que haya más carga d, que pueda haber más lesiones?

Está claro que si el calendario se desarrolla como está planteado es una locura. Está fuera de cualquier raciocinio ahora mismo porque no hay descanso para los jugadores. Hay competiciones de selecciones, hay competiciones de clubes y la gente va a querer recuperar eso y van a tener que meter más partidos en medio. Me preocupa muchísimo, pero tendremos que adaptarnos a la situación que requiera. Vamos a tener que innovar en muchas cosas, en entrenamiento y en competición. Vamos a pensar en cómo no perder esta temporada, pero a nivel de entrenamiento vamos a tener que ir con muchísimo más cuidado porque la carga va a ser espectacular.

¿Cuál es reto del Barça para este año tan raro?

El reto sigue siendo el mismo, pero ahora tenemos que enfocarnos en poder empezar. Pensar en más allá es difícil porque puede que empecemos y entres semanas estar parados otra vez, Hay que prepararse para estar bien, lo más sanos posibles, poder competir cuanto antes, cuando nos indiquen las competiciones, pero va a ser complicado, va a ser un año un poco extraño.


Nos imaginamos que será raro empezar un año y no tener a Víctor Tomás de capitán, ¿no?

Pue sí. La verdad es que para mí es una de las decisiones que se han tomado, en este caso la tuvo que tomar él, más complicadas. Respetable, absolutamente. Y ya no me pongo como entrenador, sino como persona, no es que entiendo, sino que comparto la decisión que ha tomado. Creo que hay coas que están por encima del deporte, que son las personas. Eso no depende de un resultado, de un partido, de un título, eso depende de su vida, de que el pueda ser feliz con su familia y sus hijos, que eso es lo más importante, ser feliz. Luego el balonmano es a más a más. Si ha tenido que dejarlo un poquito antes de lo que el hubiese querido, pues sí. La forma de retirarse no es la mejor porque creo que un jugador con su trayectoria que se haya tenido que retirar así, pues no es la mejor manera. Pero con la situación que hay lo más importante es su salud y eso está por encima de todo.

Los entrenadores sois un poco los beneficiados de ese aplazamiento de los Juegos Olímpicos, porque los jugadores llegaban muy pillados al principio de temporada.

Bueno, pero eso se trasladará al año que viene, siempre y cuando se celebren los Juegos. Cada vez que hay un año con Juegos por medio sabes que va a ser complicado. Lo único que hemos hecho ha sido retrasarlos, por lo tanto, lo que no arreglemos ahora pasará para el año que viene. Y además nos han metido más competición porque han metido con calzador preolímpicos, este año también hay mundial, ya veremos como salimos de esta.

¿Cuál es el sueño de Xavi Pascual?

Ser feliz, como lo soy ahora.

Puedes ver el vídeo completo aquí: https://www.youtube.com/watch?v=g0sxZ9Y4SJc

(Fotografías: Twitter @FCBhandbol)