El coronavirus no detiene al equipo nacional de Enduro


( 24/03/2020 11:50)
Desde que se decretó el estado de alarma nuestro país está viviendo situaciones que nunca antes podríamos haber imaginado. En diciembre de 2019, los informativos se llenaron de noticias acerca del Covid-19, una nueva enfermedad que estaba atacando a miles de personas en China y que por desgracia, pocos meses después, se convirtió en pandemia afectando al corazón de Europa, especialmente a Italia y después a España.
Los calendarios deportivos internacionales y nacionales se paralizaron hasta nueva orden… y los deportistas quedaron con los brazos cruzados sin poder comenzar o seguir las temporadas que tanto habían estado preparando.

Hemos querido hablar con los cuatro pilotos del RFME Enduro Júnior Team, Sergio Navarro, Alejandro Navarro, Pau Tomás y Bernat Cortés, y con el seleccionador nacional, Iván Cervantes, para ver cómo están pasando estos días de confinamiento.

El entrenamiento físico, la clave

Como capitán del equipo, Iván Cervantes, habla casi cada día con sus cuatro pilotos. Intenta transmitirles tranquilidad, que mantengan la calma y que hagan caso de lo que dicen las autoridades pero no deja que se duerman “hay que prepararse físicamente y cuidar mucho la alimentación”.

Parece que los cuatro le están haciendo caso y llevan una rutina bastante estricta cada día. “Sigo las indicaciones de mi preparador físico. Vamos planificándolo todo semana a semana ya que hemos tenido que adaptar el planning con un poco de gimnasio, bici en el rodillo y, a través de internet, puedo conectarme al propio gimnasio y hacer alguna clase de spinning, body pump, etc” comenta Pau Tomás.

Al igual que él, Bernat Cortés puede hacer ejercicio en el garaje de su casa también siguiendo las indicaciones de su preparador. Los hermanos Navarro tampoco están descuidando nada su físico. “Creo que cuando todo esto acabe, tendremos muchas carreras juntas así que es importante que ahora entrenemos físicamente todo lo que sea posible para luego estar preparados”. Alejandro tiene claro que el estado de alarma se va a alargar hasta junio y, por lo tanto, a partir de los meses de verano y en septiembre, octubre y noviembre, habrá muchas carreras juntas. “No tendremos tiempo de mejorar de una prueba a otra y habrá que andar con ojo para no lesionarse porque tampoco podremos recuperarnos a tiempo”, comenta Sergio.

Todos ellos compaginan sus entrenamientos físicos con otras actividades. Bernat está estudiando por lo que por las tardes los libros son sus mejores compañeros. “El aislamiento lo llevo regular pero ahora me vienen los exámenes de la universidad así que tengo que centrarme en ello y estudiar”. Sergio y Alejandro trabajan y ambos lo hacen desde su casa con el ordenador. “Entre entrenamiento y entrenamiento, nos ponemos delante del pc para trabajar un poco. La verdad es que no se me está haciendo tan duro como creía. Entre trabajar el físico, ponerme con el ordenador y pelearme con mis hermanos (ríe) se me pasan los días” dice Alejandro.

En lo que todos coinciden en que, gracias al aislamiento obligado marcado por las autoridades, pueden pasar más tiempo con la familia. “Vivo con mis padres y mis abuelos. Jugamos a juegos de mesa y disfruto de ellos porque en condiciones normales y con tantas carreras, no podemos estar mucho en casa”. Esto son palabras de Bernat que, como Pau, agradece las horas con su gente. “Lo importante ahora es que todos en la familia estamos sanos. Lo demás ya vendrá” comenta Pau.

¿Y qué es lo primero que harán cuando esta situación termine y puedan salir a la calle? Por raro que parezca, no todos cogerán la moto. Pau y Sergio han coincidido en que “salir y montar en moto. Llevamos poco más de una semana y ya tenemos muchas ganas” contesta Tomás. Navarro afirma “cogiéndola será la única forma de quitarme el ansia”. Pero, por el contrario, Cortés preferirá salir “en bici durante tres o cuatro horas y respirar aire puro en la montaña”. Para Alejandro “lo importante será estar con los amigos, dar una vuelta y ver a la gente que hace tiempo que no veo. No pienso en coger la moto enseguida porque no lo puedes hacer todo en dos días. Con la moto hay que ir poco a poco, recuperar el ritmo, etc. Haré muchas cosas que no he podido hacer en estos días de confinamiento”.

¿Cómo quedarán los calendarios? Es la gran incógnita

Iván Cervantes mantiene contacto diario con los organizadores de las carreras de los Campeonatos de España y, como miembro de la Comisión de Enduro de la FIM, habla por email con sus compañeros para ver cómo van a quedar los calendarios. “El problema es que no van a quedar fines de semana para hacer todas las pruebas. Ahora ya se han caído los Grandes Premios de Portugal y España y hay que reubicarlo todo. Con José Canda, organizador del GP de Galicia, he hablado y me ha comentado que sí quiere hacer la carrera a pesar de que la FIM daba opción de anularla”.

El Mundial Femenino también está en el aire ya que, en un principio, éste iba a celebrarse en Alemania en la última prueba del Mundial, pero con los cambios y aplazamientos de Portugal y España, “quizás se haga con alguna de estas carreras pero es algo que está por confirmar”.

Con respecto al nacional, Iván asegura que se va a trabajar para tener el mejor calendario posible. “Se hará todo en seis meses y el Mundial tendrá prioridad pero la RFME está trabajando para tener un campeonato a la altura de las circunstancias como nuestros pilotos y equipos se merecen”.

Sea como sea ahora es momento de que todos nos quedemos en casa y nuestros pilotos sigan con su preparación física. Será la única manera de llegar en plena forma a las carreras que se disputarán cuando el Covid-19 desaparezca de nuestras vidas.