La segunda jornada se hace de transición para el equipo español.


( 09/10/2018 01:37)
La segunda jornada de los Juegos Olímpicos de la juventud en Buenos aires no ha deparado medallas, pero en muchos casos ha tenido buenos resultados para los jóvenes deportistas españoles.
El día comenzó con la escalada y la pared de velocidad donde Mikel Linacisoro demostró que está entre los mejores de esta especialidad al acabar en octava posición y con un tiempo muy apretado de poco mas de medio segundo con respecto a las posiciones de podio. Peor suerte corrió en la pared de bloque donde finalizó en decimosexta posición y en la pared de dificultad, cayendo y quedando en decimoquinta posición.


En bádminton Tomás Toledano no tuvo opción ante el belga Carraggi, que se impuso al español por 21/3 y 21/15. Desde el primer set el español no encontró su sitio en la pista y se vio sobrepasado por el belga. Para cuando quiso reaccionar en el segundo set su contrario le había tomado la medida.

Mejor fortuna tuvo Elena Andreu que se impuso a la peruana Saponara por 21/17 y 21/13. Le costo a la española hacerse con el primer set, pero ya en el segundo su mayor calidad individual y la fortaleza física acabaron por darle el triunfo definitivo.


En triatlón Igor Bellido nos dio una satisfacción al quedar sexto, muy por encima de su propio objetivo de quedar entre los 15 primeros. Lo cierto es que el español hizo una competición espléndida en el agua y sobre la bicicleta, pero en la carrera, a pesar de hacer una espléndida marcha, no pudo ante el empuje de mayores especialista que el en ese terreno. No obstante su satisfacción era evidente y así se lo transmitió a la secretaria general del COE, Victoria Cabezas, que siguió toda la competición desde la tribuna.



En vela, en catamarán 15 con dos tripulantes España se ha colocado en tercera posición. Eloísa Santacreu y Adrián Surroca, siguen manteniendo buenas sensaciones en la competición. Por su parte, Nina Font se coloca quinta posición tras la jornada de hoy en kiteboard.

En balonmano playa España se encontró con un rival inesperado en la jornada matinal. Tailandia le obligo a ir a los penaltis después de ambos combinados se anotaran un tiempo cada uno. España se impuso en los penaltis por 10/8. Ya en la jornada vespertina apenas encontró oposición en Uruguay. Después de anotarse el combinado español el primer tiempo por 20/8, en la segunda mitad el equipo uruguayo puso algo más de oposición, aunque acabó derrotado por 22/12. Hungría es el próximo rival de los españoles.

En taekwondo el español Hugo Arillo cayo ante el jordano Abdul Kareem por el contundente marcador de 25/5. El español, disgustado por esta derrota, encontró en el presidente del COE, Alejandro Blanco, y en la secretaria general del organismo, Victoria Cabezas, el apoyo y el aliento necesario. El máximo dirigente español le recordó que estos Juegos son para vivirlos en toda su extensión y que la competición deportiva es una parte de los muchos alicientes que tiene para los jóvenes.

En la piscina, tras una jornada matinal desigual, Manuel Martos y Tamara Frías se metieron en sus respectivas finales de 100m espalda. Manuel fue quinto y Tamara acabó en octava posición.

La jornada la cerró Robert Vilarasau en el trampolín con un sexto puesto en la clasificación.