La protección de datos abre la tercera edición del programa de Alta dirección Deportiva


( 10/09/2018 16:30)

Hoy ha dado comienzo en el Comité Olímpico Español la tercera edición del Programa en Alta Dirección Deportiva que organizan el propio Comité Olímpico Español y el Instituto Superior de Estudios de Derecho y Economía (ISDE). La inauguración ha corrido a cargo de Víctor Sánchez, tesorero del COE, y Jorge Pintó, presidente de ISDE.

Tras el éxito de las dos ediciones anteriores ambos organismos han querido continuar con este Programa que tiene como finalidad abordar en un conjunto de enseñanzas organizadas los retos de la gestión de la alta dirección deportiva, y está concebido únicamente para los presidentes y altos directivos de las federaciones deportivas españolas.En lo que respecta a su metodología, se trata de seleccionar siete temas que se consideran esenciales o más relevantes en la acción de gobierno de una federación deportiva y analizar su perspectiva sobre la base de una experiencia práctica en la que se invitará a participar a quienes han ocupado puestos o cargos de gobierno en el ámbito de organizaciones públicas o privadas directamente vinculadas al contenido del debate.Esta tercera edición se ha inaugurado con la conferencia de Miguel Geijo, cuya ponencia ha versado sobre "La protección de datos aplicada a la gestión deportiva". Asunto de rabiosa actualidad debido al reciente cambio normativo en nuestro país con el fin de adaptarse a la nueva reglamentación europea.

Como es habitual ha sido Alberto Palomar, director del programa y miembro del COE, quien ha hecho didáctica y amplia exposición de situación en el ámbito del deporte acerca de la protección de datos.Posteriormente, Geijo, especializado tanto en el ámbito del Derecho de las Tecnologías de la Información como en el sector conocido como Life Sciences, que comprende el derecho farmacéutico, biotecnológico y sanitario, ha analizado con más minuciosidad el nuevo reglamento europeo y la adaptación legislación española..

A su juicio la nueva reglamentación da un mayor control al individuo y establece cual es la legitimación para el tratamiento de datos sin ir más allá del consentimiento dado para su uso.

Habló también del régimen sancionador, manifestando que la ley contempla primero la advertencia, luego el apercibimiento y finalmente la multa, aunque esta debe de ser proporcionada.