Sergio García, vigésimo primero en el US Open 2017


( 19/06/2017 11:40)
Sergio García ha concluido su paso por el US Open 2017 en el puesto 21 después de terminar la jornada final al par en el campo de Erin Hills Golf Club. La victoria ha correspondido al estadounidense Brooks Koepka.
El castellonense, que llevaba una inercia positiva, comenzó el día de una forma muy positiva, con birdies al 4 y al 5. Sin embargo ahí se frenó su ascensión, cortada de raíz por un par de bogeys que le impidieron acercarse al Top 10 y mejorar ese -4 final.

Tampoco fue el mejor día para Rafael Cabrera-Bello (T42, +2), que se despidió con un +4 tras firmar una tarjeta curiosa: mal inicio con doble bogey al 2, cuatro birdies consecutivos entre el 14 y el 17, bogey al 18,… Pese a ello, pasó corte y continuó con su proceso de aprendizaje en los ‘majors’.

La victoria fue para Brooks Koepka (-16), que con una ronda de 67 golpes dejó sin opciones a Hideki Matsuyama y Brian Harman, ambos con -12.

Inicio prometedor de Sergio García

Sergio García comenzó de forma óptima su paso por el US Open, que deparó una suerte dispar para los golfistas españoles en la primera jornada. El castellonense jugó bajo par en Erin Hills Golf Club, Rafael Cabrera-Bello cerró el día al par y Jon Rahm con un doloroso +4.

El flamante ganador de The Masters comenzó el día con un eagle y lo acabó con birdies al 15 y al 18 para -2 al total. Entre medias se dejó tres bogeys que impidieron verle aún más arriba del puesto 18 y más cerca de un intratable Rickie Fowler (-7).

Por su parte, Rafael Cabrera-Bello repartió tres birdies y otros tantos bogeys que le dejaban de momento en el corte, y Jon Rahm lamentó cuatro bogeys en ocho hoyos que le exigían una reacción inmediata.

La segunda jornada dejó a Sergio García en el decimonoveno puesto, siendo el jugador español mejor situado con el corte ya efectuado. Quedaron fuera del mismo desde Jon Rahm, lastrado por su mail inicio, a Dustin Johnson, Henrik Stenson, Jason Day, Justin Rose o Rory McIlroy.

El campo de Erin Hills Golf Club hizo estragos en algunos de los favoritos, pero no en Sergio García, capaz de jugar bajo par en las dos mangas. Con -3 al total, el castellonense se hallaba en disposición de hacer algo bueno en las dos rondas que restan. Tres golpes le separaban del Top 5, y cuatro de los líderes, Tommy Fleetwood, Brooks Koepka, Paul Casey y Brian Harman.

Por su parte, Rafael Cabrera-Bello pasó el corte con lo justo, un +1 que le dejaba fuera de la zona alta de la clasificación pero le concedía un amplio margen de crecimiento en esos 36 hoyos.

Peor le fue a Jon Rahm, que nunca se encontró cómodo en Erin Hills. En la segunda jornada volvió a jugar sobre par (73) para acabar su participación en +5. Este era su cuarto ‘major’ y el primero en el que no jugaba los cuatro días. Todo un dato.

En la tercera jornada, Sergio García siguió construyendo un buen relato de la semana. Tras la disputa de tres jornadas era decimoséptimo con -4 y tres rondas bajo el par del campo. En la tercera remó con fuerza para continuar en esa inercia positiva en Erin Hills Golf Club.

No mantenía opciones reales de luchar por el título –ocho golpes le separaban de Brian Harman-, pero el castellonense estaba mostrando teniendo la suficiente paciencia como para superar las adversidades y mantenerse siempre cerca del Top 10. En esa tercera ronda se sobrepuso a un bogey en el 1 y firmó un magnífico tramo final, con tres birdies entre el 15 y el 18.

Por su parte, Rafael Cabrera-Bello jugó bajo par por primera vez esta semana (71) y se aupó a un puesto 43.

Buen punto de partida para el trío español

El jugador castellonense ha llegado a la cita descansado y con la tranquilidad que le aporta la victoria obtenida en The Masters, el primer ‘major’ del curso. Está bien de juego y puede que el campo, que exige pegar largo y recto, se ajuste a su juego.

También llegaban en buen momento Jon Rahm y Rafael Cabrera-Bello. El primero porque después de su victoria en enero en el Farmers Insurance Open, no ha parado de obtener buenos resultados; el segundo, porque después de un inicio complicado en su estreno en el PGA Tour, está yendo a más. Muestra de ello es que saliese con opciones de victoria el domingo pasado en el FedEx St. Jude Classic.

Además, a Erin Hills han acudido Dustin Johnson para defender título, y Jordan Spieth, Rory McIlroy, Jason Day,… para evitarlo. Todos ellos están lidiando con un campo retorcido y con un centenar largo de los mejores golfistas del planeta.
Carlota Ciganda, séptima en Michigan

Además del US Open, la semana ha dejado otra serie de torneos atractivos para el aficionado español con opciones de victoria para nuestros golfistas. Carlota Ciganda, Borja Virto, Scott Fernández o Pedro Oriol han copado esas posibilidades.

La navarra ha sido séptima en el Meijer LPGA Classic, perteneciente al Circuito Americano Femenino. Sus vueltas de 68, 64, 68 y 67 golpes para -13 son un nuevo síntoma de lo que se está viendo en las últimas semanas: está yendo claramente a más.
Azahara Muñoz y Beatriz Recari, ambas con -9, concluyeron en el puesto 22.

Mejor aún se le presentaban las cosas este domingo a Scott Fernández, que era tercero en el Hauts de France Golf Open, perteneciente al Circuito Challenge, a falta de una ronda. Sin embargo el granadino firmó su ronda más discreta de la semana (75) y descendió hasta la decimocuarta plaza con -1, puesto en el que ha empatado con Pedro Oriol.

Mejor le ha ido en Francia a Borja Virto, que se aupó al octavo puesto con -3 tras firmar su segundo 71 consecutivo.

Además, Carlos Pigem ha ocupado el puesto 63 (+9) en el Queen’s Cup del Asian Tour; David Borda, undécimo con -9, ha sido el mejor español en el Open La Pinetina, del Alps Tour; y Samuel del Val quedó fuera del corte en el Air Capital Classic del Web.com.