Charla con los participantes en la Sesión de la IOA: “Olimpia es algo único en la vida y fuimos privilegiados por poder vivirlo”


( 11/07/2017 09:48)

La 57ª Sesión Anual de la Academia Olímpica Internacional para Jóvenes tuvo lugar en Olimpia (Grecia) entre el 18 y el 29 de junio y a ella asistieron, en representación de la Academia Olímpica Española (AOE), Graciela Martínez y Daniel Gil.

Los dos jóvenes fueron seleccionados entre todos los asistentes a la XLIX Sesión de la AOE en la Universidad de Alcalá (UAH), que se celebró entre los días 14 y 17 de febrero en Alcalá de Henares (Madrid). En Olimpia vivieron dos intensas semanas en las que la Academia Olímpica Internacional (IOA) reúne a un gran grupo internacional de más de 200 jóvenes que son principalmente estudiantes, atletas olímpicos o gente activa en el deporte o la enseñanza, a través de sus respectivos comités y academias olímpicas nacionales. El lema elegido para la presente edición fue: "La gobernanza en el deporte y en el Movimiento Olímpico: ética, educación y gobernanza".

Las principales ceremonias y conferencias plenarias están disponibles on-line en inglés y/o francés en la web de la Academia Olímpica Internacional (IOA):

57ª Sesión para Jóvenes de la IOA

Tras su regreso a España, hemos charlado con nuestros representantes para que nos hablaran de su experiencia olímpica:

Academia Olímpica Española (A.O.E.): ¿Cuál fue vuestra motivación para asistir a la Sesión de la Academia Olímpica Española en la UAH?

Graciela Martínez (G.M.): Desde que empecé el colegio, mi padre me inculcó todo lo que supone el Movimiento Olímpico. Cuando me enteré de que la sesión sería en mi Universidad, vi que era una gran oportunidad para disfrutar de lo mucho que nos ofrecían para aprender. Era una salida perfecta para escuchar a personas con experiencia que nos inundarían de vivencias.

Daniel Gil (D.G.): Asistí el año anterior al acto inaugural del Centro de Estudios Olímpicos de la Universidad de Alcalá y me encantó, así que al ver que este año la Sesión de la AOE sería en Alcalá, y además teniendo la posibilidad de ser seleccionado para viajar a Olimpia… era una oportunidad que no podía dejar pasar.


A.O.E.: ¿Qué destacaríais de aquella Sesión?

G.M.: Cada día para mí era realmente diferente. Venían personas con vidas tan distintas a contar su relación con el Olimpismo... Fue un placer poder conocer a Conrado Durántez en persona, todo un ejemplo a seguir. También me gustó mucho el día en el que vinieron los deportistas de los Juegos Paralímpicos; toda una muestra de constancia, esfuerzo y superación.

D.G.: Principalmente lo que aprendí. No quise perderme ninguna ponencia, de todas aprendí algo. Otros aspectos que destacar fueron los actos de inauguración y clausura, con la interpretación del Himno Olímpico, lo que unido a un lugar como el Paraninfo de la UAH aportó un aire especial al evento. Además, es de agradecer el obsequio que recibimos los asistentes, un buen surtido de libros con los que seguir aprendiendo sobre el Olimpismo.

A.O.E.: ¿Qué esperabais de vuestro viaje a Olimpia cuando fuisteis seleccionados?

G.M.: La verdad es que iba intrigada sobre lo que serían esas dos semanas en Olimpia. No paraba de pensar sobre todo lo que me podían aportar las personas de otras culturas; ya no sólo la forma de vida, sino su punto de vista sobre el Olimpismo y la manera de vivirlo en sus hogares. En resumen, esperaba llenarme de experiencias que pudiera traer a España.

D.G.: Esperaba mucho, tenía grandes expectativas, y puedo decir que estaba en lo cierto. El ambiente entre todos los participantes, la variedad de actividades, las fiestas, las ceremonias, las conferencias… todo ayudó a que fuera una gran experiencia.


A.O.E.: En vuestra estancia en Olimpia hubo tiempo para todo, una parte lúdica y festiva pero también sesiones de trabajo y debate. ¿Qué destacaríais de las conferencias y trabajo en grupos?

G.M.: Me llamó la atención que, tanto en las conferencias como en los grupos de trabajo, cada integrante ponía en común los aspectos a mejorar del deporte en su país. Aunque fuéramos participantes de países tan diferentes, el objetivo de la Academia se veía claro, funcionar como uno y encontrar solución a las posibles dificultades que se daban en otros países. Personalmente me gustó que, durante la primera semana de la academia, estuvimos planteando propuestas para todas aquellas pequeñas islas en las que la promoción del deporte era muy limitada al no tener apenas miembros contra los que competir, había temas realmente interesantes.

D.G.: La calidad de las mismas. Me han servido para conocer mejor el funcionamiento de grandes instituciones nacionales e internacionales, sus iniciativas, programas, perspectivas de futuro y demás aspectos. Además, contamos gracias a estas conferencias con una amplia bibliografía y recursos para seguir ampliando nuestros conocimientos. Destaco también las conferencias de algunos de los participantes que compartieron sus experiencias como deportistas olímpicos. En los grupos de discusión (de 10-12 personas) debatíamos sobre los asuntos tratados en las conferencias, y elaborábamos nuestras propias presentaciones para después exponerlas a todos los asistentes. Fue una buena forma de conocer aspectos más específicos de cada país, de organismos internacionales y de opinar y sacar conclusiones junto a personas de todo el mundo.

A.O.E.: ¿Y de la parte social y más lúdica?

G.M.: Las veladas nocturnas y las actividades extras fueron toda una sorpresa. Gracias a las mismas, todos los integrantes podían enseñar algo de su cultura al resto. Lo cierto es que antes del viaje no esperas forjar unas amistades como las que se forman en esos días, pero al fin y al cabo, los diferentes participantes, se convierten en tu familia durante dos semanas, personas de las que no sólo aprendes en las conferencias, sino con las que te lo pasas realmente bien de una forma a la que no estas acostumbrado. No podría poner ninguna pega a las actividades de la Academia, fueron todas realmente divertidas y, sobre todo, útiles para unir a los participantes.

D.G.: Me quedo con casi todo. Cualquier momento era bueno para entablar conversación con el resto de participantes, conociendo sus países, costumbres o aficiones. De todos se aprende algo. El programa venía cargado de actividades (talleres, competiciones, visitas turísticas…) de las que destaco las “Social evenings” en los que cada país tenía la oportunidad de mostrar algo de su cultura en un breve espectáculo. Graciela y yo decidimos sumarnos a ello preparando el nuestro, con un gran resultado, haciendo participar a todo el público. En estas “Social Evenings” se pudieron ver actividades de todo tipo: bailes individuales y en grupo, concursos de cultura general y de gastronomía, degustaciones, exhibiciones deportivas…


A.O.E.: Contadnos qué es lo más positivo que os traéis de Olimpia en la parte personal y también en vuestra faceta profesional o como deportistas.

G.M.: Con lo que respecta a la faceta personal, vuelvo a España cargada de energía. El hecho de salir del "área de confort", bajo mi punto de vista, siempre hace crecer a una persona. He vuelto con ganas de viajar y de llenarme de otras culturas como he hecho en estas dos semanas. Pienso que este tipo de experiencias hacen crecer como persona a todo aquel que las viva, así que espero que esto no se me olvide nunca, porque sin lugar a duda, es la mejor experiencia que he tenido en la vida. En cuanto a lo profesional, vengo con ganas de aprender, de saber cada día un poquito más, de acercarme al Olimpismo y, sobre todo, de aprender más y más idiomas, al fin y al cabo, sin otras lenguas, esas relaciones tan buenas no se pueden forjar.

D.G.: En lo personal me llevo unas cuantas amistades, una “world family” como lo llamamos nosotros, con la que seguiremos en contacto. Además de lo que supone para mí esta experiencia, de la que me llevo grandes recuerdos. En lo profesional estoy seguro de que lo aprendido aquí me va a servir principalmente para la docencia (promoción de la actividad física, innovación educativa, acercar el olimpismo a la juventud), pero pienso que también para otros ámbitos como la gestión deportiva.

A.O.E.: Por tanto, ¿recomendaríais la experiencia a futuros asistentes a las sesiones de la AOE en España?

G.M.: Sin pensarlo, lo recomendaría al igual que hicieron los participantes de la 56ª Sesión conmigo. Como ya he dicho, es la mejor experiencia que he vivido. Animo a todos aquellos que lo estén pensando, adelante, esforzaos, es algo único en la vida y son muy pocos los privilegiados que pueden vivirlo.

D.G.: 100% recomendable. Si te apasiona el deporte, quieres conocer más de cerca el Olimpismo y los lugares emblemáticos de Grecia, y rodearte de gente de todo el mundo con la que compartes más de lo que imaginas, entonces es tu oportunidad.